viernes, 15 de febrero de 2013

EL USO Y ABUSO DE LA TECNOLOGIA


EL USO Y ABUSO DE LA TECNOLOGÍA

Los especialistas hablan de adicción a la tecnología y, como consecuencia, de cierto síndrome de abstinencia. Dicen que convierte en esclavos a quienes no pueden separar las fronteras entre lo personal y lo laboral.


Algunas de estas personas llegan al extremo de tener malos hábitos como: hablar mientras se maneja, esto se vuelve una infracción y un sacrificio de no parar.
Y para poder comprender mejor la situación podremos analizar la siguiente vivencia de un  hombre y una mujer que cenaban  encantados en un precioso restaurante en un lugar de una ciudad determinada, se miraban con la profundidad de los enamorados en un ambiente silencioso, apenas tornado por la lumbre de un par de velas, la música instrumental sonaba y los murmullos de otras parejas que cenaban tan elegante y especial en ese momento. Hablaban bajo y en ese susurro se confesaban los pensamientos más bellos. En el momento oportuno, ella estira uno de sus brazos, con la pretensión de apretar la mano de él, como un acto de sumisión y amor. Pero mientras acercaba su mano a la de su compañero un chillido estalla entre ambos, como si se ahuecara el espacio que los unía. "Discúlpame, es urgente", se defiende él, mientras torpemente saca de su bolsillo el teléfono celular, lo abre y agacha la cabeza para preguntar con alivio quién estaba del otro lado. Ella sólo se le queda viendo mira.

La adicción a la tecnología, y en particular a la telefonía móvil, es uno de los males de este siglo. La imposibilidad de apagar el aparato los fines de semana, de controlar el impulso de chequear un mensaje de texto  apenas suena la alarma son algunos de los rasgos característicos de quien abusa de estos aparatos.


Las nuevas tecnologías han cambiado la vida de los humanos y como estas pueden afectar a la salud y a la calidad de vida. Nadie será capaz de negar las ventajas lógicas del avance en las comunicaciones. Sin embargo, los especialistas se preguntan entonces qué ocurre cuando el uso deja de ser funcional y empieza a incluirse en lo cotidiano.  El abuso de los teléfonos celulares impide a muchas personas mantener las fronteras entre su vida laboral y personal, ya que la conexión permanente los convierte en "esclavos". Y se estrechan con:  "la comunicación instantánea, los individuos están trabajando más duro que nunca y hay encuestas que demuestran que los ejecutivos son cuatro veces más propensos a trabajar en sus vacaciones que un simple empleado". Y esa imposibilidad de alejarse de las obligaciones en momentos donde lo que debiera importar es la vida privada puede tener muchas consecuencias negativas, elevados niveles de estrés o incapacidad para mantener relaciones con la familia, los amigos o disfrutar de las actividades.




LA TECNOLOGÍA Y EL MEDIO AMBIENTE


Los avances tecnológicos provocan reacciones muchas veces totalmente descontroladas, desde quienes plantean un crecimiento sin límites que permitiría a todos nadar en la abundancia, o los que sin ser exageradamente optimistas confían en un futuro promisorio, con un enriquecimiento en la calidad de vida, resultado de los progresos científico tecnológicos; hasta los que ven en esos progresos una deshumanización del hombre y un futuro sin perspectivas debido entre otras cosas a la degradación del medio ambiente y al agotamiento de los recursos no renovables.

Debemos reconocer que existen problemas muy graves debido a usos incorrectos, inapropiados o simplemente sin control, de determinados desarrollos tecnológicos, pero creemos que la responsabilidad no es de la tecnología, sino más bien de quienes, en un desmedido afán de comodidad, de lucro, de poder, utilizan los recursos tecnológicos sin analizar previamente las consecuencias ecológicas, sociales y humanas que su uso y abuso pueden acarrear.
Recordemos que si bien el hombre a lo largo de su historia trató por todos los medios de superar las barreras que le imponía la naturaleza (por ejemplo construyendo puentes para salvar ríos o precipicios, o barcos para extender su campo de acción), durante siglos acepto sus leyes aun se sometió a sus caprichos sin cuestionar su papel tutelar. Pero todo cambio a causa del espectacular desarrollo de la ciencia y de la tecnología; el hombre pasó a sentirse dueño de la naturaleza y dominarla fue uno de sus objetivos fundamentales. Pero el uso indiscriminado y sin control de su poderío tecnológico está provocando consecuencia de carácter imprevisible, que puede llegar incluso a afectar seriamente su propia existencia. Frente a esta realidad, posiblemente sea necesaria replantear la relación hombre – naturaleza, sobre la base de una mayor reciprocidad.
"El hombre no se siente parte de la naturaleza, si no más bien como una fuerza externa destinada a dominarla y conquistarla". Esta situación debe revertirse y para esto es imperioso una toma de conciencia de la importancia de la tecnología y de su impacto en el medio ambiente, y la necesidad de que, quienes estén directamente vinculados al tema, lo analicen en profundidad.

Vivimos en un mundo en el que el desarrollo social esta muy vinculado al progreso tecnológico y como resultado al desarrollo de la actividad industrial y a todos los problemas ambientales consecuencia de esta actividad. La actividad industrial, "la explotación indiscriminada de los recursos naturales renovables y no renovables, sumadas al desarrollo urbano de las sociedades modernas a determinado un impacto de las actividades humanas sobre los ecosistemas locales, regionales y globales que alcanzan actualmente una gravedad que reclama un replanteo de las relaciones que la humanidad mantiene con el medio ambiente.

Todos estos problemas plantean situaciones de riesgos tanto para el medio ambiente como para cierto hábitat.
Cuando decimos "situaciones de riesgo" para el medio ambiente nos referimos, sobre todo a la contaminación, ya sea de los recursos hídricos como de la atmósfera consecuencia del accionar humano.
Cuando decimos situaciones de riesgo para ciertos hábitat, nos referimos específicamente a la degradación de la calidad de vida en determinadas zonas urbanas debido al acelerado y descontrolado crecimiento habitacional, resultado del desarrollo industrial de la zona o de zonas aledañas: la falta de planificación urbanista y especulación financiera son ingredientes que agravan el problema cuyas consecuencias son entre otras la falta de agua potable en cantidad y calidad suficientes, la carencia de sistemas de recolección y tratamiento de aguas servidas, la escasez de espacios verdes para disminuir la contaminación, etc. a estos problemas se le suman el nacimiento y la precariedad habitacional, todo lo que compromete seriamente la salud de la población.
Hemos planteado que vivimos la civilización del riesgo y no podemos decir otra cosa si nos atenemos a los riesgos permanentes que representan: la contaminación del medio ambiente, las lluvias ácidas, el deterioro de la capa de ozono, el efecto invernadero, las tecnologías nucleares, etcétera. Somos conscientes que el riesgo acompaño siempre el devenir del hombre, pero en el pasado estos riesgos eran exógenos, no dependían de su accionar (por ejemplo, las catástrofes naturales) pero hoy los riesgos mayores son endógenos y como consecuencia de nuestro propio accionar.
El desarrollo tecnológico de los últimos tiempos está planteando situaciones de riesgos que pueden llegar a poner en peligro la propia existencia del hombre.
No debemos olvidar que el desarrollo tecnológico tiene que ser un medio para lograr el bienestar general y no un fin en sí mismo; y para que esto se cumpla es fundamental tener en cuenta no solamente los aspectos vinculados a la rentabilidad, sino y sobre todo, los vinculados al deterioro del medio ambiente y a la vida social en general; es decir se deben tener presente los problemas ecológicos y sociales que pueden plantear la aplicación indiscriminada de nuevas tecnologías.
Problemas medioambientales provocados por las actividades tecnológicas
Las actividades humanas, desde la obtención de una materia prima, hasta el desecho de los residuos generados tras la obtención de un producto tecnológico, pueden tener consecuencias nefastas para la conservación del medio ambiente. Algunos ejemplos son la desertización, el impacto medioambiental de las obras tecnológicas, la contaminación producida en la obtención y tratamiento de muchas materias primas o de fuentes de energía y los residuos generados en muchas actividades industriales.
Impacto ambiental directo. La ejecución de obras públicas (carreteras, pantanos, etc.) y las explotaciones mineras modifican el ecosistema en el que habitan muchas especies animales y vegetales. Estas obras pueden separar las poblaciones de ambos lados de la carretera, vía férrea, etc. 

EL EFECTO DE LA TECNOLOGÍA EN LA FAMILIA
Los niños en el mundo interactúan cada vez menos con sus familias y pasan cada vez más tiempo en sus habitaciones viendo la televisión, conectados a Internet y jugando en la computadora. Muchos de los niños de hoy parecen estar experimentando ahora un gran aislamiento de la vida familiar, todas gracias, aparentemente al avance de la tecnología. Los padres e hijos adolecentes también andan con el impacto de la tecnología, y hay muchos hogares donde padres e hijos están prácticamente pegados a una computadora navegando en internet, ya sea para realizar actividades de trabajo o simplemente por lo adictivo que puede llegar a ser el Internet, con todo el universo de información que maneja.

Las nuevas tecnologías: computadoras, internet y video juegos han reemplazado a la unidad familiar, de manera que todo el mundo hace lo que quiere, cuando quiere, incluso si eso significa hacerlo solo.

Frente a esto es importante atacar este problema, sin ofuscar a nadie, y sin ir en contra del avance de la tecnología y el Internet, simplemente fijando reglas sencillas, que permitirán una mejor convivencia, y que ayudaran a entender que el Internet es una herramienta, mas no una forma de vida permanente.

EL USO DE LAS TECNOLOGIAS EN LAS PERSONAS

En el mundo actual, la tecnología abarca, prácticamente, todos los aspectos la vida humana. Los grandes avances tecnológicos son utilizados tanto para el ocio como para el trabajo. Suelen producir fanatismo, codicia, entusiasmo, curiosidad y/o dependencia en las personas. Su empleo crea variadas controversias por los diferentes perjuicios que puede generar el uso incorrecto, como puede ser el abuso en sus diferentes tipos, el material bélico, etc.
Esta es la principal motivación que encontramos para realizar este interesante trabajo de investigación que esperamos logre disipar las dudas acerca del tema en cuestión.
De aquí en más, mostraremos las dudas que nosotros poseemos y que poseíamos antes de esta investigación, demostrando que la tecnología (con todos sus avances a lo largo de la historia) puede llegar a convertirse en nuestra peor pesadilla, pero solo si es utilizada de forma incorrecta. Nosotros queremos observar hasta qué punto puede perjudicarnos y hasta qué punto puede beneficiarnos, y de esta manera poder concluir acerca de cuál es la verdadera finalidad y búsqueda de la tecnología en el mundo contemporáneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada